Tarot Mucha

Un bello mazo que captura el espíritu del Modernismo.

Creado por: Giulia F. Massaglia (ilustradora) y Barbara Nosenzo (color)
Texto de: Octavio Déniz

Cómpralo en: Amazon.es / Amazon.com

Alfons Mucha, pintor de origen checo, fue uno de los principales impulsores del movimiento artístico Art Noveau, conocido también como Modernismo.

Hay que decir que Mucha estuvo muy conectado con temas esotéricos, participó en la Masonería, y aunque este Tarot no fue creado por él, parece bastante apropiado que se utilice su estilo para recrear un mazo de cartas.

La mayor parte de las figuras de este Tarot son femeninas, y como es de esperar, siguen el patrón pictórico del maestro Mucha, de figuras estilizadas y dotadas de un aura de belleza intemporal. Sólo en aquellos casos en que resulta imprescindible situar figuras masculinas, se hace.

Todas las cartas están enmarcadas en un marco ornamental muy apropiado y tienen la particularidad de que no llevan niggún tipo de identificación. Esto se agradece, porque la costumbre de LoScarabeo de poner los nombres de los naipes en varios idiomas acaba reduciendo mucho el marco visual de las imágenes. Aquí sólo tenemos numerales romanos y arábigos, y glifos que representan con claridad a las figuras cortesanas. De este modo, las imágenes basadas en el arte de Mucha destacan en toda su gloria.

El estilo de las imágenes es el habitual de cómic, que vemos en muchas creaciones de esta editorial. Esto puede gustar o no, pero es la marca de la casa. Llama la atención de que personajes como el Loco, el Mago o el Ermitaño, sean femeninos, lo cual, sobre todo en el caso del Mago, tiene poco sentido, en mi opinión. Aun así, el diseño general de los naipes es muy interesante y sobre todo, agradable a los sentidos.

El Arcano Menor sigue el esquema Rider-Waite-Smith (LoScarabeo no arriesga casi nunca, qué pena), sin nada que destacar. El reverso de las cartas no permite lecturas invertidas.

El librito que acompaña a las cartas es el típico de LoScarabeo, aunque es cierto que con una introducción que nos permite comprender el contexto creativo en el que se movió Alfons Mucha.

En resumen, se trata de un mazo muy agradable visualmente, sobre todo si a uno le gusta el período creativo modernista (es mi caso). Desde el punto de vista simbólico, no hay nada que moleste demasiado, pero tampoco nada que aporte algo nuevo. Es un buen mazo para disfrutar de su imaginería y se puede usar perfectamente en consulta, porque se trata de imágenes que no molestarán a nadie y que se pueden comprender a la primera. Un buen objeto de coleccionismo.

Copyright de las ilustraciones: LoScarabeo (Torino, Italia)

Los Comentarios están cerrados.